RssFacebookTwitter

Recuperación de Lesiones

La rehabilitación incluye ejercicios y movimientos controlados dentro y fuera del agua por un fisioterapeuta con el fin de tratar, mejorar determinadas patologías, e incluso de forma preventiva

BENEFICIOS

  1. Comenzar antes la rehabilitación, aumentar las cargas de forma más precoz.
  2. Acelera el proceso de recuperación.
  3. Favorece la relajación y disminuye el dolor durante el movimiento.

¿QUIÉN SE BENEFICIA?

  • Artrosis en general: Mejora la sintomatología.
  • Artroplastias (prótesis): Se comienza antes la rehabilitación con menos dolor.
  • Procesos Reumáticos: Mejorando la movilidad y la función corporal de las actividades de la vida diaria.
  • Patología de Hombro (tendinitis, síndrome subacromial…): Mejora el dolor y la limitación de movimiento.
  • Patología de Columna (cervical, dorsal, lumbar): Permite realizar estiramientos de grupos musculares específicos para una posterior potenciación.
  • Hernias y Profusiones Discales: Elimina la presión sobre el disco, mejora la sintomatología.
  • Recuperación Deportiva: Mantener al paciente en óptimas condiciones cardiorrespiratorias así como realizar un trabajo de entrenamiento y propiocepción.
  • Enfermedades Neurológicas (Parálisis cerebral, Hemiplejia, esclerosis múltiple…): Mejora la autonomía, equilibrio y la fuerza.
  • Fibromialgia: El agua disminuye los dolores musculares mejorando la calidad del sueño y la autoestima.

METODOLOGÍA

– De forma individualizada, con sesiones de 45 minutos.

– Ejercicios con diferentes materiales, que ayudan a la relajación, tonificación, estiramiento.

– Técnicas manuales de relajamiento pasivo que proviene del Watsu con el objetivo de mejorar la movilidad, retrasar la rigidez y pérdida de amplitud articular en trastornos musculo-esqueléticos.

– Empleo los movimientos pasivos, tracciones, elongaciones, serpenteos y el masaje subacuático manual con el fin de inhibir o relajar el tono muscular.

Lesiones1

Contacto