Seguramente alguna vez hayas acudido al fisioterapeuta para aliviar dolores corporales, o conoces a alguien que se ha sometido a algún tratamiento. Pero hoy queremos acercarte un poco más a esta rama de la medicina: fisioterapia, ¿Qué es y para qué sirve?

La fisioterapia engloba diferentes especialidades, como por ejemplo la fisioterapia acuática que ofrecemos en Safante. Y este artículo vamos a explicarte, de forma generalizada, los aspectos más importantes que necesitas saber sobre este campo.

 

En qué consiste la fisioterapia

La fisioterapia es el área de la medicina que se centra en aliviar, recuperar, prevenir y adaptar nuestro cuerpo para hacer frente a las limitaciones que presente en referencia a su movilidad y funcionalidad.

 

Mediante diferentes pruebas médicas el fisioterapeuta es capaz de establecer un diagnóstico detallado acerca de la capacidad de movimiento, fuerza muscular, de las articulaciones y  funcionalidad de un paciente. Y en base a los resultados de dicho examen médico, determinar un tratamiento que mejore su condición lo máximo posible.

 

Los fisioterapeutas estudian detalladamente al paciente que presenta disfunciones orgánicas, psicosomáticas y somáticas, para diseñar un tratamiento efectivo y personalizado. A su vez, esta ciencia se utiliza como medio preventivo de diferentes afecciones.

 

La fisioterapia utiliza el agua, el agua, el calor, los masajes y los ejercicios físicos para la aplicación de sus tratamientos. Y existen diferentes técnicas, como la manual en la que se pueden realizan tratamientos de masoterapia (masajes terapéuticos), fisioterapia respiratoria, fisioterapia acuática o hidroterapia, fisioterapia neurológica…

 

Para qué se utiliza

La fisioterapia se utiliza para combatir síntomas de diferentes enfermedades, curar y aliviar al paciente de determinadas afecciones como contracturas, lesiones y dolor muscular, y prevenir la aparición de patologías y molestias corporales.

 

A través de esta área de la medicina se consiguen frenar los efectos de algunas enfermedades de carácter degenerativo como la esclerosis múltiple. Y a combatir los síntomas de otro tipo de enfermedades como las que afectan al sistema nervioso o al sistema respiratorio, por ejemplo, además evitar en la medida de lo posible problemas como desviaciones de la columna vertebral.

 

Por otra parte, la fisioterapia sirve para ayudar a deportistas a mantener su salud y aliviar síntomas de lesiones. Y a aquellas personas que presentan molestias y daños en sus estructuras óseas, musculares y en las articulaciones.

 

El fisioterapeuta, mediante una serie de ejercicios diseñados en función de las necesidades de cada persona, consigue aumentar la amplitud de los movimientos del cuerpo y también su resistencia y flexibilidad.
 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *